¿Tienen que ver algo Hitler y el pastor alemán?

¿Sabes el motivo por el que se relaciona a los pastores alemanes con Hitler y la Alemania nazi? Es una historia que vale la pena conocer, a la par siniestra y curiosa. Lo cierto es que el dictador germano sentía predilección por la raza de pastor alemán. En este sentido, no solo tenía un ejemplar como mascota propia, sino que lo convirtió en un icono para los nazis. Te contamos más a continuación, ¡sigue leyendo si quieres enterarte!

¿Cómo se convirtieron los pastores alemanes en icono nazi?

Tal y como indica su propio nombre, se trata de una raza originaria de Alemania, la cual se desarrolló a finales del siglo XIX (concretamente en el año 1899) por el criador de perros Maximilian von Stephanitz. Sin embargo, rápidamente se introdujo en otros países, como, por ejemplo, los Estados Unidos, donde llegó con los soldados que volvían a su país tras la finalización de la Primera Guerra Mundial.

Más tarde, durante la Segunda Guerra Mundial, esta raza fue la preferida militarmente hablando, sobre todo por su lealtad, su instinto guardián y su valentía. Por eso, a día de hoy, siguen siendo escogidos como perros guardianes, de guía o policías, entre otras importantes funciones.

La Segunda Guerra Mundial y los campos de concentración alemanes

Antes de la Segunda Guerra Mundial, se calcula que el ejército nazi alemán adiestró, aproximadamente, 200 000 pastores alemanes para la guerra. Fueron entrenados en Kummersdorf, un polígono de pruebas situado al sur de Berlín, durante los 12 años que duró el régimen nacionalsocialista.

Gonzalo Giner, veterinario y escritor, aseguró a elcorreo.com que esta raza fue convertida por los nazis en un símbolo ario, como podía ser la misma esvástica. Además, comenta que la idea tuvo éxito porque Hitler adoraba a estos animales y pensaba que el lobo transmitía valores cercanos a su pensamiento. Su tamaño, agilidad y la potencia de mordida lo convertían en el perro ideal que sirviera como instrumento de intimidación de los prisioneros.

✅ Puede que te interese...  El peso ideal para tu Pastor Alemán

Asimismo, has de saber que no solo era popular en el campo de batalla, sino que, en los campos de concentración, era el perro más habitual. De hecho, en cada uno de estos aterradores lugares había una perrera donde se criaban y cuidaban.

Como seguramente habrás observado en algún documental o película, los vigilantes siempre realizaban sus rondas acompañados de pastores alemanes entrenados para ser agresivos. En realidad, todo estaba estratégicamente pensado, puesto que las raciones de alimento estaban limitadas a solo 150 gramos de pienso seco, lo que provocaba que los perros fueran mucho más agresivos en los campos.

Es también curioso el hecho de que en Reino Unido no se conoce a esta raza como pastor alemán, sino como alsaciano. Esto es así porque, debido a los sentimientos antialemanes que la Segunda Guerra Mundial había despertado en los ingleses, querían evitar el rechazo de sus compatriotas por el nombre del perro.

La relación personal de Hitler con los pastores alemanes

El Führer tenía una relación muy especial con esta raza, ya que en 1941 Martin Bormann le regaló a su querida Blondi, una hembra. Desde aquel momento, Hitler mostraría un amor incondicional por su perra. Pasaba largas horas paseando con ella y jugando en una pista de obstáculos que había mandado crear especialmente para el animal. Es destacable también el hecho de que varias personas, aquellas más allegadas al dictador nazi, aseguraron que Hitlerincluso quería más a Blondi que a Eva Braun, su mujer.

Pasó años buscando un perro para emparentarlo con Blondi, un ejemplar digno y que la hiciera feliz, sobre todo porque quería que ella pariera una camada de cachorros. En 1945, ya avanzada la guerra y a punto de terminar, Hitler, que ya estaba encerrado en su búnker, consiguió que Blondi se quedara embarazada y esta, semanas después, parió cuatro cachorros.

✅ Puede que te interese...  ¿Dónde comprar un pastor alemán?

Por qué Hitler mató a Blondi para «salvarla»

El 30 de abril de 1945, en el interior del refugio donde Hitler y Eva Braun se escondían, el Führer ordenó a su guardia personal que le hiciera tragar a Blondi una pastilla de cianuro. Pocas horas después, él se quitó la vida de la misma forma. A Blondi la mataron para evitar que cayera en manos de los soviéticos, además de como una prueba para comprobar que las cápsulas de cianuro no habían sido modificadas y sustituidas por un veneno temporal. Pero Hitler no solo mandó matar a Blondi, sino que un miembro de las SS fue el encargado de asesinar, con un tiro, a los cuatro cachorros que había parido hacía poco.

En definitiva, el pastor alemán es una raza muy vinculada no solo a Hitler, sino a toda la Alemania nazi por los motivos que hemos explicado a lo largo de este artículo. ¡Esperamos que, al menos, te haya resultado curioso conocer todo esto!