¿Qué come el pastor Alemán?

Los perros necesitan, como nosotros, llevar una vida saludable. Esto pasa por tener una alimentación equilibrada que incluya aquellos productos que más vitalidad les aporten, dejando a un lado los que les puedan perjudicar. En este artículo te damos a conocer qué come el pastor alemán, atendiendo a sus distintas etapas vitales.

¿Cómo alimentar a un pastor alemán? Necesidades nutricionales

Como probablemente sabrás, esta raza se caracteriza por su energía, por lo que debes conocer cómo alimentar a tu perro de forma que cumpla con sus necesidades calóricas. Del mismo modo, mantén siempre lejos los productos que puedan resultar peligrosos para él, como el chocolate, el ajo o las uvas.

En primer lugar, las proteínas son indispensables en el régimen de un pastor alemán. Su gran fuerza, unida a los músculos que les caracterizan, hace que necesiten un aporte proteico importante. Por ello, incluye un mínimo del 22 % de este nutriente, intentando siempre que sea de alta calidad.

Por otro lado, las grasas son un elemento fundamental, especialmente en esta raza. De acuerdo con los especialistas, la cantidad perfecta se sitúa entre el 5 % y el 8 %. Ten en cuenta que un mayor aporte podría ocasionar un mal funcionamiento del organismo, pero uno insuficiente afectaría a su pelaje (recuerda que el pastor alemán tiende a soltar bastante pelo).

Tampoco debes olvidarte del calcio, dado que contribuye al desarrollo de los huesos. Este es, quizás, el aspecto al que más atención debes prestar, ya que, en el periodo de lactancia, lo obtiene a través de la leche. Sin embargo, cuando lo hayas destetado, necesitas aportarle nuevamente calcio por medio de otros alimentos, pero sin abusar de los lácteos.

Rutina de alimentación de un pastor alemán

A continuación, te explicamos cómo alimentar a este tipo de canes en función de cada una de sus etapas vitales.

Periodo de lactancia

Esta etapa se corresponde con las primeras seis semanas, en las que recibirá todos los nutrientes necesarios por medio de la leche materna. Presta especial atención a que reciba el calostro (la primera leche que consume), que le aportará el 90 % de las defensas naturales.

Hay casos en los que la madre no quiere amamantar a una de sus crías, ya sea porque está enferma o porque ha tenido muchos hijos y siente que no puede alimentarlos a todos. Si, por algún motivo, sucediera esto, debes consultarlo con un veterinario para que te aconseje un complemento que sirva de sustituto.

Muchas personas creen que, si un cachorro no recibe leche de su madre, podemos darle de vaca o de cabra. Nada más lejos de la realidad. Lo único que conseguiremos es dañar su estómago (incluso cuando ya sea adulto). El veterinario será el encargado de recomendarte un complejo en función de su raza.

✅ Puede que te interese...  ¿Son compatibles los niños y los pastores alemanes?

6 – 12 semanas

A partir de las seis semanas, tu cachorro tiene que dejar la leche de su madre. Por ello, debes comenzar a darle comida húmeda en forma de latas para adaptar su estómago de manera progresiva. Cuando haya cumplido las diez semanas, incluirás un 10 % de alimentos secos y aumentarás esa cantidad en otro 10 % cada semana.

Si ves que a tu perro le cuesta adaptarse o siente alguna molestia, interrumpe esta transición y reanúdala unos días más tarde de manera más lenta. En ocasiones, su estómago, al no estar todavía preparado, puede resentirse y provocar diarrea y vómito, pero no debes alarmarte salvo que sean excesivos.

Durante toda su vida debes mantener a raya las calorías que consume. En el caso de las etapas más tempranas, como esta, necesitará más aporte calóricoque cuando sea adulto, dado que su cuerpo está creciendo y cambiando constantemente. Todo esto lo encontrarás, nuevamente, en piensos especializados.

3 meses

Dado que la dieta a partir de las doce semanas será exclusivamente seca, le darás solo productos ligeros. Por ello, le proporcionarás pequeñas cantidades de hígado o huesos, combinadas con un poco de pienso de alta calidad (siempre y cuando sea especial para cachorros). Asimismo, le pondrás de comer dos veces al día: por la mañana y por la noche.

A esta edad puede que tu mascota no haya aprendido los horarios de comida, algo que puedes solucionar dejándosela en el cuenco durante 15 – 20 minutos y retirándola cuando haya transcurrido ese tiempo. Puedes comenzar a darle alguna golosina, pero siempre como recompensa por haber aprendido algo. A su vez, eliminarás por completo los piensos húmedos.

Algunos alimentos que te recomendamos son la comida fresca cocida (carne o pescado) y algunos vegetales. No le darás nunca productos crudos, pescados con espinas o huesos de pollo o conejo, ya que pueden tener astillas. Otra opción ideal es el pienso Puppy Gourmet, de NFNatcane, que añade frutas y verduras en su gama para cachorros.

Royal Canin C-08927 S.N. Pastor Junior - 3 Kg
  • Es una gama completa de alimento para perros especialmente formulada para satisfacer las necesidades de algunas razas de perros.
  • País Origen: españa
  • Una combinación exclusiva de nutrientes que contribuye a la salud digestiva y favorece el equilibrio de la flora intestinal, contribuyendo así a una buena calidad de las heces.

6 meses

En esta fase aprovecharás para acostumbrarlo a su comida de adulto, pues durante su vida necesitará una dieta variada y equilibrada. Por ello, irás preparando poco a poco su estómago añadiendo cada semana un 10 % más de su nueva comida, cantidad que se irá eliminando de sus alimentos de cachorro. De este modo, ya habrás terminado el periodo de adaptación.

Te aconsejamos el pienso para cachorros de Acana, que está elaborado con pescados capturados mediante métodos sostenibles, carne ecológica y un 23 % de avena. A su vez, no cuenta con antibióticos ni hormonas de ningún tipo. La gama Advance, por su parte, es considerada de calidad media y cuenta con distintas variedades.

✅ Puede que te interese...  ¿Cuántas horas duerme un pastor alemán?

No debes dejar atrás sus dientes, que en este periodo deben fortalecerse. Por ello, un complemento ideal son los huesos de rodilla de ternera, por ejemplo. También puedes comprar algunos en tiendas de animales, pero siempre bajo recomendación veterinaria. Evita a toda costa los de pequeño tamaño para prevenir el riesgo de atragantamiento.

¡Rebajas!
ADVANCE Pastor Alemán - Pienso Para Perros Adultos Con Pavo - 12 kg
  • Pavo y arroz, ingredientes principales: excelentes fuentes de proteínas e hidratos de carbono de gran digestibilidad para una óptima nutrición
  • Aceite de coco, fructooligosacáridos (FOS) e inmunoglobulinas activas: ingredientes funcionales para favorecer la función digestiva y ayudar a mantener una salud intestinal óptima
  • Condroitín sulfato y glucosamina: su acción combinada ayuda a prevenir la aparición de problemas articulares

¿Cuántas veces come?

Cuando un perro acaba de nacer, su metabolismo está en pleno rendimiento, por lo que necesita realizar varias comidas al día. Sin embargo, una vez que haya alcanzado los seis meses, deberás reducir la frecuencia hasta llegar a las dos veces diarias. Te recomendamos darle de comer por la mañana y por la tarde.

De igual modo, te proponemos lo siguiente: a lo largo de la vida del can, cuantas más veces coma, menor debe ser la cantidad. Por tanto, si de cachorro come 3 – 4 veces al día, procura que sea en cantidades pequeñas. Ya de adulto podrás darle platos más grandes, pues solo hará las dos comidas.

Asimismo, recuerda que la rutina es una parte indispensable en la disciplina que deberá aprender. Por tanto, no solo hay que controlar cuántas veces come, sino también procurar que sea siempre a las mismas horas. Evita, igualmente, darle alimentos de la mesa cuando estés comiendo para que no se malacostumbre.

Comidas prohibidas para un pastor alemán

Al igual que sucede con los humanos, existen alimentos que provocan daños en los perros, por lo que no debes incorporarlos a su dieta. Ten aún más cuidado cuando sean cachorros, ya que su estómago es mucho más sensible. En esta sección, te damos a conocer algunas comidas que tu mascota no debe saborear.

– Cebolla y ajo: Daña los glóbulos rojos presentes en la sangre, provocando anemia o problemas respiratorios. No los debe ingerir ni crudos ni cocinados.

✅ Puede que te interese...  ¿Está considerado el pastor alemán perro de raza peligrosa?

– Lácteos: La intolerancia a la lactosa es muy común en los perros, por lo que tanto la leche como sus derivados (principalmente yogur, queso y mantequilla) le pueden provocar diarreas o vómitos, entre otros síntomas.

– Pasteles: El azúcar puede llegar a ser perjudicial para todos, también para los canes. Algunas de las consecuencias de consumir productos muy dulces pueden ser las caries o la obesidad.

– Chocolate: Como probablemente habrás oído, este es uno de los grandes enemigos de cualquier can. El más peligroso es el negro, pero los demás también contienen teobromina, una sustancia que sus organismos no pueden digerir.

– Pasas y uvas: Algunos de sus componentes son tóxicos y pueden desencadenar insuficiencia renal. Además, contribuyen a la deshidratación y a la falta de apetito, pero también pueden provocar diarreas y vómitos.

El agua, indispensable en su dieta

Este es otro de los aspectos que tenemos en común con los perros. A lo largo de toda su vida, necesitarán agua para estar bien hidratados, refrescarse y hacer que su organismo funcione correctamente. Recuerda que es imprescindible que tengan a su disposición un cuenco con agua fresca y a la sombra las 24 horas del día.

Para calcular de forma aproximada la cantidad de agua que debes darle, puedes emplear dos métodos:

– Método 1: Por cada kilo de peso, entre 50 y 100 mililitros.

– Método 2: Multiplica el peso de la comida seca que come al día por 2’5.

Igualmente, debemos añadir que, cuando son cachorros, necesitan tomar media taza de agua cada dos horas.

Ahora que ya sabes qué come el pastor alemán, es hora de que elabores su rutina alimenticia atendiendo a su edad, su nivel de actividad y sus condiciones particulares. Consulta a tu veterinario ante cualquier duda, pues un profesional siempre es el más indicado para aconsejarte sobre su alimentación.